Principales

Canelones de setas de la mama

Receta para preparar unos canelones de setas vegetarianos con bechamel, ¡receta de la mama! Ideales para San Esteban y para cualquier otro día que os apetezcan

Queridos lectores y lectoras, hoy tenemos en el blog a una invitada muy especial: mi madre!!! Gran cocinera de toda la vida, ella aprendió a cocinar viendo a mi abuela (súper gran cocinera también), y yo aprendí a cocinar viendo a mi madre, así que el don de la cocina ha pasado de generación en generación de madre a hija. Su gran especialidad siempre han sido sobre todo las carnes, y la pobre se tuvo que adaptar y renovar cuando a los 18 años su hija decidió hacerse vegetariana, y yo por no ser una molestia también aprendí a cocinar y a hacerme mis propias delicias vegetarianas.

Canelones de setas de la mama
Canelones de setas de la mama

Estos súper canelones de hoy son todo obra suya, así que a partir de aquí la entrada es de mi madre…

Hola lectores, soy la madre de Irene, hoy he querido publicar una receta en su blog. Es una receta muy adecuada para Navidad, ya que es un plato que requiere elaboración y queda muy bien en ocasiones especiales. A veces es difícil encontrar recetas para los que no comen carne ni pescado, pero creo que ésta es un acierto.

Además tiene una gran ventaja, y es que lo pueden disfrutar tanto los vegetarianos como los no vegetarianos, todos podrán deleitarse con este plato. Espero que os guste mi pequeña aportación.

Ingredientes:

  • PARA EL RELLENO:
  • 12 láminas de pasta para canelones (coceremos 3 o 4 más, por si se rompe alguna)
  • 400 gr setas variadas
  • 2 chalotas o 1 cebolla
  • 1 puerro
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra molida
  • Para la bechamel para el relleno:
  • 1 cda harina de trigo
  • 1 cda mantequilla
  • 200 ml leche
  • Nuez moscada y sal
  • PARA LA SALSA BECHAMEL
  • 50 gr harina de trigo
  • 50 gr mantequilla
  • 650 ml leche
  • Pimienta negra, nuez moscada y sal

Pasos:

Elaboración del relleno:

Lavamos el puerro. Quitamos las hojas verdes, dejando sólo la parte blanca y de color verde más claro. Lo partimos por la mitad a lo largo y lo picamos en tiras finas.

Cogemos las setas. Yo he elegido champiñones, portobellos y shiitake. Limpiamos bien las setas y las secamos. Las picamos con cuchillo en dados pequeños.

En una sartén, a fuego medio, ponemos un poco de aceite y cuando esté caliente, añadimos las chalotas y el puerro picados. Lo sofreímos 5 minutos.

Luego añadimos las setas picadas, una pizca de sal y pimienta negra molida.  Rehogamos unos 10 minutos. Probamos y rectificamos de sal.

Removemos la mezcla y la reservamos.

Hacemos un poco de bechamel para añadir al relleno, para que los canelones queden más jugosos.

Bechamel para el relleno:

Calentamos 200 ml de leche, que quede tibia.

Ponemos en un cazo, a fuego muy lento, una cucharada de mantequilla y un poquito de aceite. Añadimos una cucharada de harina tamizada y empezamos a remover bien con una cuchara de madera, dejamos que se cocine la harina 3 o 4 minutos, para que no sepa a cruda. Vamos añadiendo la leche a pequeños choritos y seguimos removiendo para que no queden grumos.

Lo cocinamos unos 10 minutos a fuego lento. Añadimos sal y nuez moscada molida.

Añadimos la bechamel a la preparación anterior de las setas. Y mezclamos bien.

Reservamos.

Cocemos la pasta de los canelones

Si necesitamos 12 láminas de pasta de canelones, coceremos 3 o 4 más, por si se rompe alguna. Seguiremos las indicaciones del fabricante, en cuanto al tiempo de cocción.

En una cazuela ponemos abundante agua y una cucharada de sal y calentamos a fuego vivo. Cuando hierve el agua, vamos poniendo las láminas de una en una y vamos removiendo bien para que no se peguen.

Cuando estén cocidas, las escurrimos y las enfriamos en un bol con agua fría. A continuación ponemos en la mesa unos paños de cocina y extendemos las láminas de pasta. Las secamos bien.

Rellenamos los canelones

Con una cuchara vamos rellenando los canelones, procurando que ocupe el tercio central de la masa, y que el relleno llegue hasta el borde del canelón.

Con mucho cuidado enrollamos el canelón y dejamos la junta de la lámina del canelón  en el lado de abajo. Reservamos.

Preparamos una salsa bechamel espesa

Calentamos 650 ml de leche, sin que hierva.

Ponemos en una cazuela 50 gr de mantequilla y un chorrito de aceite y calentamos a fuego lento.

Añadimos 50 gr de harina tamizada y lo rehogamos con la mantequilla, 3 o 4 minutos.

A continuación, vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de remover para evitar que se formen grumos. Dejamos cocer a fuego lento 15 minutos, removiendo continuamente con la cuchara de madera.

Sazonamos con sal, pimienta negra molida y una pizca de nuez moscada.

En una bandeja para hornear, ponemos un poco de bechamel en el fondo y vamos poniendo encima los canelones. Cubrimos los canelones con el resto de la bechamel y añadimos el queso rallado por encima.

Ponemos en el horno precalentado a 200º y gratinamos durante 15 minutos. Vamos vigilando que no se nos queme. Y el resultado final es delicioso…

Salen 4 porciones

2 comentarios sobre “Canelones de setas de la mama”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.