Bizcochos y pasteles, Cremas, rellenos y coberturas

Bûche de Noël (tronco de Navidad o yule log)

Receta para preparar el clásico postre de tronco de Navidad, con chocolate y nata trufada, ¡todo un acierto!

Queridos lectores y lectoras, ¡¡¡lo primero desearos a todos unas muy muy felices Navidades!!! No sabéis para mí lo importante que es este blog y todo el cariño que pongo a todas y cada una de mis recetas, desde elegirla, estudiarla, comprar los ingredientes, buscar tiempo para hacerla, hacerla, hacer las fotos (y evitar que mi maridito la coma antes de la foto), escribir el post,… para mí no es solamente un blog, es muchísimo más y os agradezco a todos los que os pasáis siempre por aquí a leer mis peripecias reposteras y cocineras.

Por ello, aprovechando estos días de recetas navideñas, he querido compartir con vosotros una que me hacía especial ilusión, ya que la había visto mil veces pero siempre me parecía muy difícil, pero os aseguro que por muchos pasos que tenga, lo más importante es respetar los tiempos de enfriado, relajarse y hacerla con calma disfrutando de cada paso.

Bûche de Noël (tronco de Navidad o yule log)
Bûche de Noël (tronco de Navidad o yule log)

La receta que ocupa el post de hoy, el büche de Noël (por ser un postre originario de Francia) o tronco de Navidad es un postre típico de estas fechas en diversos países europeos. Su peculiaridad, como seguro habréis deducido del nombre y la forma, es que parece un tronco, y se prepara con una base de bizcocho genovés rectangular y plano que se enrolla con una crema dentro y se unta por fuera con chocolate, aunque hay muchas variaciones.

Sabéis que me encanta descubrir las historias detrás de cada plato, así que no puedo evitar dejar de compartiros la de hoy. Este dulce viene de la tradición precristiana de celebrar el solsticio de invierno quemando en el hogar un tronco de madera para alejar así la oscuridad. Este tronco tenía que arder durante 3 días, de manera que se mantenía encendido con vino, aceite o agua. Como pasó con otras costumbres precristianas, la Iglesia católica recuperó esta tradición, y al parecer el clásico «tió de Nadal» catalán viene también de aquí.

Más adelante, con la aparición de las estufas sobre el siglo XIX, esta tradición se vino modificando y en Francia se empezó a substituir el tronco por un postre que se pareciera al mismo.

Como en esta ocasión el postre era para la cena de Nochebuena y para celebrar el 6º cumpleaños de nuestra pequeñina Lhasa, quería un acierto seguro, así que recurrí al blog de Sally’s Baking Addiction en busca de ayuda y encontré una magnífica receta que es la que me decidí a preparar (aquí tenéis el link). Veréis que Sally en la receta original añade unos champiñones hechos de merengue y unas frutas confitadas, yo la verdad no me apetecía liarme tanto y simplemente usé unas guindas para decorar.

Antes de pasar a la lista de ingredientes y de pasos, unos consejos por mi parte. El primero es respetar todos los tiempos de enfriado de cada elemento, y dejarlos reposar en la nevera los tiempos que se marcan. Segundo, al sacar el bizcocho del horno hay que enrollarlo al momento, no esperar a que enfríe: se le da la vuelta, se retira el papel de horno y se enrolla sobre un paño de cocina limpio espolvoreado con cacao. Si lo dejáis enfriar sin enrollar luego os costará mucho más… El enrollado puede sonar difícil cuando lo lees, pero simplemente hay que hacerlo con determinación y sin miedo.

No quiero extenderme mucho más, ya que en los pasos de la receta ya os voy explicando qué hacer. ¡Espero que os encante tanto como a mi familia!

Ingredientes:

  • PARA EL BIZCOCHO:
  • 160 gr harina
  • 10 gr cacao en polvo
  • 1 cdta levadura
  • 1/2 cdta sal
  • 6 huevos ecológicos grandes, separadas las claras de las yemas y a temperatura ambiente
  • 200 gr azúcar
  • 30 ml aceite de girasol
  • 1’5 cdtas extracto de vainilla
  • PARA ESPOLVOREAR Y ENROLLAR EL BIZCOCHO:
  • 15 gr cacao en polvo
  • PARA LA CREMA DE NATA AL CACAO:
  • 360 ml nata para montar ecológica
  • 30 ml Frangelico (o similar)
  • 30 gr azúcar
  • 5 gr cacao en polvo
  • 60 gr avellanas picadas (opcional)
  • PARA EL GANACHE DE CHOCOLATE:
  • 180 ml nata para montar ecológica
  • 170 gr chocolate fondant

Pasos:

Elaboración del bizcocho y enrollado

Precalentar el horno a 180º y untar con margarina una bandeja de horno (tamaño de horno (30×43 cm) y colocar encima un papel vegetal que apretaremos con las yemas de los dedos para que se adhiera bien a la bandeja.

Para el pastel, en un bol tamizar la harina + cacao + levadura+ sal, y reservar.

En otro bol, con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (accesorio para montar, velocidad máxima), montar las claras a punto de nieve junto con 100 gr de azúcar (la mitad) durante unos 4-5 minutos, hasta que se formen picos y al darle la vuelta al bol aguanten. Pasarlas a otro bol y reservar.

En el mismo bol en el que hemos montado las claras (no hace falta lavarlo) y con el mismo accesorio para montar (velocidad media-alta), batir las yemas + el resto de azúcar (100 gr) + aceite de girasol + extracto de vainilla otros 3-4 minutos, hasta que coja volumen y se aclare.

Añadir a la mezcla de yemas la mitad de las claras, y batir apenas unos segundos a velocidad baja; añadir el resto de las claras y volver a batir otros segundos más. A continuación incorporar la mezcla de harina y batir otros segundos más hasta que se incorpore del todo, pero id con cuidado ya que hay que evitar que se bajen las claras.

Verter la masa sobre la bandeja que hemos preparado antes y repartirla uniformemente, darle unas sacudidas para quitar burbujas y hornear unos 18 minutos o hasta que el pastel se vea cocido, veréis que le salen pequeñas burbujitas y será muy ligero.

Mientras el pastel está en el horno, colocar un paño de cocina limpio sobre una superficie y espolvorearlo con 3 cdas de cacao tamizado.

Justo al retirar el pastel del horno, con cuidado darle la vuelta sobre el paño de cocina, quitarle el papel que cubría la base e inmediatamente recién sacado del horno enrollarlo junto con el paño. Hacedlo con cuidado y firmeza, apretándolo suavemente para que quede bien sujeto (pero no os paséis apretando). Dejarlo enrollado hasta que se enfríe del todo, unas 3 horas (se puede poner en la nevera, si bien como era invierno yo lo dejé a temperatura ambiente).

Elaboración de la nata al cacao y ensamblado

Cuando el pastel esté ya completamente frío (si lo habéis dejado en la nevera, sacarlo unos minutos antes para que se atempere) nos ponemos con la nata al cacao.

En un bol, con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (accesorio para montar, velocidad media-alta) batir la nata + Frangelico + azúcar + cacao hasta que se espese y se formen picos, alrededor de unos 2-3 minutos.

Con sumo cuidado, desenrollar el pastel, esparcir la crema sobre el mismo (evitando uno de los extremos donde empezaremos a re-enrollarlo). Si os apetece, podéis espolvorear un poco de avellanas picadas encima (yo no lo hice). A continuación enrollarlo de nuevo, ahora sin paño de cocina. Cubrir con papel film y dejar reposar en la nevera otros 30 minutos.

Elaboración del ganache y ensamblado

Como el pastel ahora tiene que reposar mínimo 30 minutos en la nevera, y el ganache también, nos podemos poner a prepararlo. Para ello, verter en una sartén pequeña la nata para montar y con el fuego muy bajo calentarla (¡sin que llegue a hervir!), añadir el chocolate fondant troceado y con unas varillas manuales ir mezclando poco a poco y veréis que va espesando.

Pasarlo a un bol y dejarlo sin tapar en la nevera entre 30-60 minutos para que espese, ya que al sacarlo del fuego veréis que es demasiado líquido para hacer la cobertura del pastel.

Pasados los tiempos de enfriado del pastel y el ganache, cortar diagonalmente uno de los extremos del pastel y colocarlo a uno de los lados del mismo (como si simulara una rama). Cubrir todo el pastel con el ganache con la ayuda de una espátula, y luego con un tenedor darle efecto «tronco».

Finalizar el tronco

Podéis decorarlo con fruta escarchada, guindas, merengues, un poco de azúcar glass tamizado,…

Salen unas 12 porciones

¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Bûche de Noël (tronco de Navidad o yule log)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.