Principales

Pisto manchego con huevo

La receta de pisto manchego es todo un clásico de la cocina española, un plato saludable que combina diversas verduras

Queridos lectores y lectoras, hoy os traigo un plato que es todo un clásico de la cocina española, 100% vegetariano (e incluso vegano si se omite el huevo) y que es toda una delicia: el pisto manchego, una fritada de diversas verduras de temporada. Aprovechando que las comidas más copiosas de estas fiestas ya están llegando a su fin, apetece algo más ligerito para comer.

Pisto manchego con huevo
Pisto manchego con huevo

Este plato es de orígenes humildes, y es del que muchos campesinos solían alimentarse utilizando las verduras de temporada de la huerta que les eran más accesibles, es por eso que no hay una receta única cerrada, sino que suele haber distintas variantes según la región, pero suelen tener en común un buen sofrito de cebolla, pimiento y tomate, a proporciones más o menos variables.

La preparación no es en absoluto difícil, es solamente cortar verduras y ponerlas a sofreír en el orden «correcto», pero el plato tiene su tiempo de chup-chup en la sartén o cazuela, y es que en total las verduras se sofríen alrededor de 1h’15min!! Ello hace que queden tiernas todas ellas y con mucho sabor, y al ponerle el huevo frito encima ya es el summum.

Pisto manchego con huevo

Este pisto puede servir como plato principal con el huevo, o también como acompañamiento de unos filetes de seitán o una hamburguesa vegana por ejemplo.

Hechas las presentaciones, aquí tenéis mi receta de pisto manchego:

Ingredientes

  • 4 tomates
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas
  • 3 pimientos verdes
  • 1 calabacín
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • 4 huevos ecológicos (1 por ración)

Pasos

  1. Poner a calentar agua en una cazuela para escaldar los tomates, para ello quitar el ramillete verde del tomate y su parte dura, hacer un corte en forma de cruz en la base, y cuando arranque a hervir el agua introducirlos en ella durante apenas unos 20-30 segundos, y luego pasarlos rápidamente a un bol de agua fría (o helada). A continuación pelarlos y rallarlos, y reservar.
  2. A continuación nos ponemos con el resto de verduras. Primero pelar los dientes de ajo y cortarlos por la mitad. Cortar la cebolla a trozos pequeños, y ponerla a sofreír a fuego lento junto con los ajos en una sartén grande con un chorro bien generoso de aceite y una buena pizca de sal durante unos 15 minutos, hasta que esté transparente.
  3. Seguimos con los pimientos, cortarlos a trozos pequeños también y añadirlos al sofrito de cebolla, y de nuevo sofreír las verduras otros 15 minutos hasta que estén blanditas.
  4. Mientras pelar y cortar el calabacín a cubos pequeños, y añadirlos al sofrito de verduras junto con los tomates rallados. Añadir sal y pimienta al gusto, tapar y cocinar las verduras a fuego lento durante aproximadamente una hora, luego destapar y cocinar subiendo ligeramente el fuego otros 10-15 minutos más para conseguir que termine de evaporarse todo exceso de tomate líquido.
  5. Para servir, freír un huevo por ración, colocar en la base del plato unas cucharadas de pisto y el huevo frito encima (que se puede omitir si hacemos el plato vegano).
  • Resultado: 4 porciones
  • Fuente: elaboración propia
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Pisto manchego con huevo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.