Panes y masas

Coca de Sant Joan

Receta para preparar la clásica coca de Sant Joan, imprescindible para celebrar y compartir durante una buena verbena con familia o amigos

¡¡¡Feliz Sant Joan a todxs!!! Ahora que tengo mi maravillosa KitchenAid… no podía dejar de hacer mi propia Coca de Sant Joan, no me imagino amasando esto a mano la verdad, pero bueno, supongo que todo sería probarlo 😉

Coca de Sant Joan
Coca de Sant Joan

Buscando y rebuscando mil recetas de cocas por internet, al final me he decidido por una de Xavier Barriga, experto en cocas, tortas, panes,… Veréis que es una masa tipo brioche, y que hay que hacerla con muuucha paciencia ya que hay que dejarla reposar y fermentar varias veces en la nevera. Que eso no os desanime, aunque se tarda unas horas en hacerla, es solamente por el tiempo de fermentación, en realidad es muy fácil de hacer.

Por otra parte, es una masa fría, por lo que los ingredientes tienen que estar recién sacados de la nevera (mantequilla, huevos, agua), al contrario que en otras muchas recetas en las que la mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente por ejemplo.

Y mi recomendación es que uséis una amasadora si tenéis, con el gancho de amasar, ya que lleva bastante tiempo conseguir que la masa quede bien y no se pegue.

Así que aquí tenéis la receta, espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • 500 gr harina de fuerza
  • 10 gr sal
  • 100 gr azúcar
  • 3 huevos ecológicos
  • 100 ml agua fría
  • 100 gr mantequilla ecológica
  • 40 gr levadura fresca (mezclados con 20 ml agua)
  • Huevo ecológico batido (para dar brillo antes de poner la masa en el horno)
  • Crema pastelera
  • Frutas escarchadas, guindas, piñones,… lo que os guste para decorar

Pasos:

Si queréis la coca con crema pastelera, lo primero a hacer será prepararla el día anterior (aquí tienes mi receta).

Empezamos a poner los ingredientes en el bol de la amasadora: harina + sal (que potenciará el sabor de la masa) + azúcar + huevos + agua fría, y los empezamos a amasar con el gancho a velocidad media.

Luego añadimos la mantequilla fría, cortada a dados, y volvemos a amasar hasta que quede bien incorporada.

A continuación, añadimos la levadura fresca + agua, y seguimos amasando y amasando hasta que la masa no se pegue. Tardará un rato, y puede ser que la tengáis que volver a poner en la nevera un poco para poder seguir amasando.

Formamos una bola con la masa resultante, la ponemos en un bol untado con aceite y la dejamos reposar durante 1 hora en la nevera tapada con film o con un trapo de cocina.

Dividimos la masa resultante en porciones, veréis que es muy fácil de manipular (no hace falta una superficie enharinada ni rodillo), y la estiramos dándole la típica forma de coca ovalada o rectangular. De nuevo, la tapamos con un film y la dejamos reposar durante 30 minutos en la nevera.

Al sacarla, la untamos con el huevo batido y, con la ayuda de una manga pastelera, dibujamos unas líneas de crema hacia un lado y luego hacia el otro (haciendo una especie de rejilla).

Añadimos la fruta escarchada que más nos guste, espolvoreamos con azúcar glas, y de nuevo dejamos unos minutos que la masa vuelva a fermentar en un lugar sin corrientes y cálido mientras calentamos el horno.

Y ahora sí, ¡al horno! Primero a 50º hasta que aumente su volumen, y luego subimos la temperatura a 190º y horneamos durante unos 15 minutos hasta que esté dorada (y deliciosa).

Coca de Sant Joan

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.