Galletas

Galletas de mantequilla italianas

Receta de Nigella Lawson para preparar unas deliciosas galletas de mantequilla, todo un vicio a cualquier hora del día

¿A quién no le gustan las galletas de mantequilla? ¿Y a quién no le gustan todavía más si son caseras? Creo que no hay excusas que valgan para hacer estas galletas, son fáciles y están buenísimas, es el mejor acompañamiento para un buen café, o si te entra el hambre tonta a media mañana, o si viene alguien a casa,… en fin, que son perfectas para cualquier ocasión (y tengo que decirlo también, ¡son tan monas con la cerecita! ^^).

Galletas de mantequilla italianas
Galletas de mantequilla italianas, perfectas para la hora del té

Y sí, también son de Nigella Lawson y mi reto Irene-Nigella… sigo en camino de convertirme en una domestic goddess. Aquí tenéis la receta con algunos trucos y consejos míos:

Ingredientes:

  • 225 gr mantequilla ecológica, ablandada
  • 150 gr azúcar
  • 1 huevo ecológico
  • Zumo de 1/2 limón
  • 350 gr harina
  • 1/2 cdta levadura
  • Pizca de sal
  • Unas 20 guindas

Pasos:

Precalentar el horno a 180º

Empezamos mezclando la mantequilla con el azúcar, hasta que quede una mezcla muy cremosa, casi como una mousse (dado que os llevará unos 5 minutos, mejor usar las barillas eléctricas y tener paciencia). Si como os pasa como me pasa a mí muchas veces que os olvidáis de sacar la mantequilla a tiempo, o todavía no está suficientemente ablandada, os recuerdo mi TRUCO IRENE de ponerla 1-2 minutos al microondas en modo descongelar.

Cuando quede la mezcla bien cremosa, añadir el huevo y el zumo de limón.

Incorporar la harina, la sal y la levadura (recordad el TRUCO IRENE de tamizarlos juntos con un colador), y mezclarlo bien (yo seguí usando las barillas eléctricas) pero sin pasarse, debe quedar una masa bien combinada pero no sobrebatida (son galletas, no un bizcocho…), así que ojo no os paséis.

Poner la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella, e ir haciendo galletas con forma de roseta (las típicas que tienen la guinda encima). Como mi manga pastelera no es muy buena… yo acabé haciendo con la ayuda de mis manos bolitas y luego las aplanaba, y quedaron bien monas también.

Añadir media guinda encima de cada galleta, y hornear durante 12 minutos: veréis que quedan ligeramente doradas por los bordes, pero muy pálidas, ¡pero están listas!

Una vez las saquéis del horno, dejadlas un par de minutos en la bandeja del horno caliente y luego dejadlas enfriar en una rendija.

A mi me salieron unas 30.

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.