Muffins y cupcakes

Magdalenas (o cupcakes) de mantequilla tostada y azúcar moreno

Deliciosa receta de Nigella Lawson para preparar unas magdalenas a base de mantequilla tostada y azúcar moreno, toda una delicia…

Después de unos días de descanso en la playita que me han sentado de maravilla, vuelta a casita y a mi cocina. ¡¡¡Cómo he echado de menos mi horno!!! Ha sido llegar a casa, deshacer la maleta y pedirle a mi marido que elija alguna receta de mi libro para quitarme el mono de hacer algo dulce. Y madre mía la que ha escogido… con mantequilla tostada y azúcar moreno, no es lo más ideal para la operación bikini, pero sí para disfrutar de un dulce increíble.

Magdalenas (o cupcakes) de mantequilla tostada y azúcar moreno
Magdalenas (o cupcakes) de mantequilla tostada y azúcar moreno

Nunca había hecho una receta con mantequilla tostada, parece mentira pero da un toque especial muy original, y ya veréis que el resto de ingredientes son muy básicos. Así que siguiendo mi reto Irene-Nigella, ya estoy un paso más cerca de acabar todas las recetas del libro How to be a Domestic Goddess 🙂 Os dejo aquí la receta de Nigella:

Ingredientes:

  • PARA LOS CUPCAKES / MAGDALENAS
  • 150 mantequilla ecológica
  • 125 gr harina para bizcochos (con levadura incorporada)
  • 60 gr azúcar (la receta original dice «golden caster sugar», pero yo usé azúcar blanca de toda la vida)
  • 65 gr azúcar moreno (la receta original dice azúcar mascabado, pero de nuevo no sé dónde conseguirlo)
  • 2 huevos ecológicos grandes
  • 1 cdta extracto de vainilla
  • 1 cdta levadura
  • 2-3 cdas leche ecológica
  • PARA EL GLASEADO (yo no lo hice, me apetecía más magdalena)
  • 150 gr mantequilla ecológica
  • 250-300 gr azúcar glas (de nuevo, la receta original dice «golden caster sugar», pero encontrar azúcar glas moreno me ha sido imposible)
  • 1 cdta extracto de vainilla
  • 2-3 cdas leche ecológica

Pasos:

Si es verano, empezar preparando la mantequilla, en caso contrario empezar precalentando el horno a 200º

Empezamos tostando la mantequilla, el resultado de ello sería algo parecido a la mantequilla clarificada. Para ello, poner la mantequilla en una sartén pequeña a fuego medio, e ir removiendo hasta que se funda y adquiera un color dorado oscuro.

Pasarla a un bol filtrándola (ya que habrá hecho algo de poso) y dejarla enfriar hasta que solidifique un poco pero se pueda trabajar. Sobretodo, ¡no la pongáis en la nevera! Si es verano tendréis que tener un poco de paciencia…

Luego, mezclar a velocidad baja-media todos los ingredientes de los cupcakes menos la leche (mi TRUCO IRENE sería primero azúcares + mantequilla, luego los huevos uno a uno, la harina + levadura cucharada a cucharada). A continuación, añadir las cucharadas de leche.

Poner la masa resultante en los moldes de cupcakes, y hornear durante 15-20 minutos. Al sacarlos, del horno, recordad mi TRUCO IRENE de que no les dé corriente de aire para que no se bajen, dejarlos enfriar primero 5 minutos en la bandeja del horno caliente, y luego pasarlos a una rendija.

Para el glaseado (yo no lo hice), hacer con la mantequilla lo mismo que hemos hecho antes (tostar, filtrar y dejar que solidifique de nuevo), luego batirla con la mitad azúcar hasta que empiece a coger cuerpo. Añadir las cucharadas de leche y el resto de azúcar hasta lograr una buena textura, y por último la vainilla.

Con la ayuda de una manga pastelera, poner el glaseado sobre los cupcakes.

Magdalenas (o cupcakes) de mantequilla tostada y azúcar moreno

Salen 8

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.