Principales

Espagueti con migas de limón y ajo

Receta italiana de Nigella Lawson para preparar pasta con un toque de limón y ajo, ¿os atrevéis a probarlos?

Hoy os traigo una receta muy pero que muy curiosa de Nigella (de su web esta vez, no del libro que estoy siguiendo en mi reto Irene-Nigella). Me encanta la pasta, los que me conocen me dicen que no soy vegetariana, que soy «pastariana» porque como pasta y arroz en muchas de mis comidas… y lo reconozco, hay tantas recetas y combinaciones a preparar con una base de pasta o ya ni os digo con arroz, que no me canso.

Espagueti con migas de limón y ajo
Espagueti con migas de limón y ajo

Pues bien, buscando qué me podía ofrecer Nigella en el mundo de la pasta, encontré esta receta que, como decía antes, es muy curiosa, y es que no sé cómo definirla mejor, así que tendréis que probarla. Es una receta de espagueti (pero también podéis usar tallarines o alguna otra que os guste más) con una salsa de ajo y limón y con migas de pan que saben a limón de manera que todo junto no sé cómo pero queda bien. Si no os gusta el limón no la preparéis, porque realmente sabe mucho a limón… Como fan de esta fruta, ¡tenía que probar esta receta!

Aquí tenéis la receta, ya me decís qué os parece:

Ingredientes:

  • 200 gr espaguetis o tallarines
  • 1 cdta sal gorda
  • 3 cdas aceite de oliva
  • Ralladura y zumo de 1 limón
  • 50 gr pan rallado
  • 1/4 cdta chili en polvo (o lo más parecido que tengáis, Nigella usa «dried chilli flakes»)
  • 1 ajo pelado y triturado
  • Perejil cortado

Pasos:

Lo primero, hervir la pasta según las indicaciones que diga en el paquete. Ojo al colarla una vez esté lista, ya que hay que reservar 1 taza del agua de cocción, así que tenedlo en cuenta.

En una sartén pequeña, calentar 1 cda aceite de oliva y añadir la ralladura de limón, veréis que empieza a oler súper bien a limón. A continuación, añadir el pan rallado y tostarlo junto con la ralladura de limón, hasta que empiecen a formarse pequeñas migas que cogerán un precioso color dorado. Reservar en un plato para que se enfríe.

Cuando la pasta esté lista, ponerla sobre una sartén grande con las 2 cdas de aceite de oliva que nos quedaban y la mitad del zumo de limón, y saltear hasta que se combinen y parte del líquido se haya absorvido.

Añadir el chili en polvo (o lo que sea que utilicéis para darle el toque ligerísimamente picante) + la sal gorda + el ajo triturado, y saltear de nuevo, añadiendo un poco del agua de cocción de la pasta para que ayudar a amalgamar la salsa. Corregir el punto de sal y de limón (si queremos añadir más zumo), y añadir pimienta al gusto.

Por último, espolvorear con un poco de perejil cortado y la mitad de las migas de limón, saltear bien para que se acaben de incorporar los últimos ingredientes, servir en dos platos y espolvorear con el resto de migas de limón.

Espagueti con migas de limón y ajo

Salen 2 porciones

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.