Guarniciones y acompañamientos

Pommes Anna

Receta de guarnición consistente en unas deliciosas patatas al horno con mantequilla y un toque de romero, pimienta y sal gorda, ¡os encantarán!

Hoy os traigo una receta de un plato de guarnición, de hecho es una de mis formas favoritas de comer patatas. No sé si lo he dicho alguna vez, pero me encantan las patatas, hay mil formas de prepararlas y todas son buenísimas… de hecho, tengo un libro de cocina que se titula «Patatas» y esta receta ha salido de ahí (tranquilos, os haré más de ese libro, es una mina de oro).

Pommes Anna
Pommes Anna

El caso es que esta receta es facilísima: solamente necesitáis patatas y mantequilla. ¡¡¡Y el resultado os aseguro que es delicioso!!! La preparé hace poco como acompañamiento a una Beyond Meat (qué buenas están por favor…) porque me daba pereza ponerme a freír patatas y que me quedara la cocina llena de aceite, y no acababa de entender por qué no estoy comiendo estas patatas cada semana.

Pommes Anna

El truco para que estas patatas queden excelentes es cortarlas muy muy finas, casi transparentes, así se asarán bien en el horno y quedarán crujientes y tiernas a la vez. Veréis que si las preparáis una vez, las prepararéis muchas más 🙂

¡Espero que os gusten!

Ingredientes:

  • 400 gr patatas
  • 40 gr mantequilla ecológica
  • Especias al gusto, yo utilizo: romero seco (1-2 cdas aprox), pimienta, chili powder (una pizca, no es un plato picante este)

Pasos:

Precalentar el horno a 180º

Pelar las patatas y cortarlas a rodajas muy finas (casi transparentes).

Fundir la mantequilla en un bol, añadirle las especias que más nos gusten y salpimentar al gusto.

En una bandeja apta para el horno, con la ayuda de un pincel untar la base con la mezcla de mantequilla, colocar una capa de patatas, untarla con la mezcla de mantequilla, de nuevo otra capa de patatas,… y así sucesivamente. Intentad usar una fuente relativamente grande para que las patatas queden bien repartidas y no apilotonadas, así se asarán mejor y quedarán más crujientes.

Hornear durante 45-60 min aprox, hasta que estén bien asadas (si por ejemplo ponéis más patatas en la fuente, tardarán algo más, así que id vigilándolas mientras estén en el horno y se acerque la hora). Servir bien calientes, y os recomiendo espolvorearlas con sal gorda (al gusto).

Salen 2 porciones

¡A disfrutar!

Pommes Anna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.