Tartas, quiches y hojaldres

Quiche de espinacas

Una receta de quiche súper fácil de hacer, rellena de espinacas, nata, huevo y queso, ideal tanto para comer en casa como para llevar a cenas con amigos o familia

Queridos lectores y lectoras, sabéis que me encanta el mundo de quiches y hojaldres salados, bueno, en general del concepto de tarta salada: es muy versátil, fácil de hacer y el resultado siempre es delicioso. Además sirven tanto para comer en casa un par de días, como si vienen invitados a casa, o para quedar como el invitado perfecto al llevarlas a cenas con amigos o familia.

Quiche de espinacas
Quiche de espinacas

Como os decía, hay mil rellenos para poner en una quiche, en este caso a mí me apetecía un montón hacerla de espinacas, un vegetal bien saludable y fácil de preparar. Para ello, basta con saltear las espinacas unos 10 minutos en una sartén con un par de ajos hasta que pierdan su volumen y textura.

Por otra parte, respecto la masa la podéis hacer vosotros a mano, pero si tenéis prisa en los supermercados venden masas brisa que ayudan un montón en caso de apuro culinario, o si estáis haciendo batch cooking para la semana y tenéis mil tuppers más a preparar (como es mi caso siempre…).

El resultado es una quiche muy sabrosa gracias a las espinacas salteadas y el queso, y también muy cremosa por a la nata y los huevos. ¿Os apetece? Pues aquí tenéis la receta:

Ingredientes

  • 2 ajos
  • 300 gr espinacas frescas
  • 200 ml nata ecológica
  • 3 huevos ecológicos
  • 1 masa brisa
  • 40 gr queso rallado ecológico (yo usé cheddar ahumado)
  • Sal y pimienta

Pasos

  1. Precalentar el horno a 200º
  2. Cortar los ajos por la mitad y dorarlos en una sartén grande con un buen chorro de aceite de oliva.
  3. Saltear las espinacas en la sartén a fuego medio-bajo, unos 10 minutos, hasta que pierdan su volumen y queden muy blanditas. Salpimentar al gusto.
  4. Retirar el exceso de aceite (si lo hay), colocarlas sobre una tabla de cortar y, a cuchillo, cortarlas a trozos pequeños (no triturarlas del todo).
  5. En un bol, batir los huevos con una pizca de sal, añadir la nata y las espinacas, y mezclar con un tenedor. Salpimentar al gusto, y añadir una pizca de guindilla molida si se desea.
  6. Para preparar la masa brisa cada marca tiene sus instrucciones: algunas tienen que precocinarse antes de servir el relleno y otras no, así que aquí leed bien las instrucciones de la masa que habéis comprado. En mi caso, la mía no necesitaba cocción al horno previa a servir el relleno, así que simplemente colocar la masa sobre un recipiente redondo y pinchar la base con un tenedor.
  7. Verter el relleno, espolvorear con el queso rallado y hornear durante 25-30 minutos hasta que la masa se infle y quede totalmente cocinada.
  • Resultado: 8 porciones
  • Fuente: elaboración propia
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Quiche de espinacas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.