Galletas

Cookie-cakes de arándanos y limón

Aunque yo las llame «cookie-cakes», son unas galletas abizcochadas de arándanos y limón, muy fáciles de preparar y todo un vicio a cualquier hora del día

Queridos lectores y lectoras, seguramente el nombre de esta receta os sorprenderá por el término «cookie-cakes», es un nombre que acuñé cuando compartí con vosotros otra receta parecida, unas cookie-cakes de café y nueces (aquí el link) hace ya una eternidad. Con este término quiero tratar de describir lo mejor posible lo que es una mezcla de galleta y bizcocho / muffin, ya que si bien tiene forma de galleta, la textura es abizcochada. No sé si habéis tenido la ocasión de probarlos, ¡¡¡pero a mí me encantan!!!

Cookie-cakes de arándanos y limón
Cookie-cakes de arándanos y limón

La preparación de estas cookie-cakes no difiere mucho de unas galletas-cookies normales: se bate el azúcar con la mantequilla, se añade el huevo y luego los ingredientes secos así como la fruta, nueces,… o similares. Comparando esta receta de cookie-cakes con otras, veréis que solamente lleva levadura y no bicarbonato, y es así como se consigue este efecto abizcochado que estamos buscando. Si queréis aumentar vuestro conocimiento galletil, os aconsejo que echéis un vistazo al post que compartí con vosotros hace poco relativo a Trucos y consejos para preparar las mejor cookies, en el que os explico qué hace cada ingrediente en la masa de la galleta.

Por otra parte, al dejar reposar las galletas en la nevera durante 30-45 minutos permitimos que la levadura haga su efecto, así como que la masa coja más sabor, especialmente del limón y los arándanos.

Algo que os quería comentar relativo al uso de arándanos, podéis usar frescos o congelados, pero la cautela que debéis tener es la misma: si al incorporarlos los chafáis, se soltará el jugo y eso hará que tiña la masa de galleta y coja un color verdoso que recuerde al moho. No es moho obviamente… es zumo de arándano, pero no queda lo más bonito del mundo, ¿no os parece?

En tal caso, aunque vayáis con cuidado veréis que la masa no deja de ser de galleta, por lo que se hace difícil que no explote algún arándano porque es bastante densa. En tal caso, quizás podéis probar a añadir los arándanos al final del todo cuando hagáis las bolitas de masa.

Por último, deciros que la receta en esta ocasión es del blog de Sally’s Baking Addiction, que tiene cosillas muy interesantes la verdad (aquí tenéis el link de la original). Veréis que Sally le añade un frosting de limón, yo lo obviaré en mi receta porque para hacerlo hay que usar 180 gr de azúcar, y eso sumado con los 200 gr de la galleta me parece una pasada para unas galletas para el día a día. Si os apetece el frosting, podéis echar un vistazo a la receta original, si bien yo no lo puse y no lo echo nada de menos.

Así pues, con todas las presentaciones y consejos, ¡aquí tenéis la receta!

Ingredientes

  • 310 gr harina
  • 1’5 cdtas levadura
  • 1/4 cdta sal
  • 170 gr mantequilla ecológica a temperatura ambiente
  • 150 gr azúcar (yo usé 100 gr)
  • 50 gr azúcar moreno
  • 1 huevo ecológico a temperatura ambiente
  • 1’5 cdtas extracto de vainilla
  • 2 cdtas ralladura de limón
  • 2 cdas zumo de limón
  • 60 ml leche ecológica a temperatura ambiente
  • 2 tazas de arándanos frescos o congelados (yo usé 1’5 y me sobraron unos cuantos)

Pasos

  1. En un bol, tamizar la harina + levadura + sal, y reservar.
  2. En otro bol, con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad alta), batir la mantequilla + azúcar moreno + azúcar blanco hasta que quede cremoso, bajar la velocidad (media) e incorporar el huevo + extracto de vainilla + ralladura de limón + zumo de limón.
  3. Bajar la velocidad (baja), e ir incorporando cucharada a cucharada la mezcla de ingredientes secos (quedará una masa relativamente densa), y a continuación la leche a hilo.
  4. Con una espátula y sumo cuidado, incorporar los arándanos con cuidado de que no exploten o se partan, de lo contrario soltarán el jugo y teñirán la masa.
  5. Cubrir la masa con papel film y dejarla reposar en la nevera unos 30-45 minutos.
  6. Pasado este tiempo, precalentar el horno a 180º
  7. Cubrir una bandeja de horno con papel vegetal, y con la ayuda de una cuchara de helados ir haciendo bolas de masa de galleta de unos 5 cm separándolas bastante (unos 10 cm) las unas de las otras.
  8. Hornear unos 15-16 minutos, hasta que estén doradas. Al retirarlas del horno dejarlas un par de minutos sobre la bandeja caliente antes de pasarlas a la rendija para que terminen de enfriarse.
  • Resultado: unas 20 galletas
  • Fuente: blog de Sally’s Baking Addiction
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Cookie-cakes de arándanos y limón”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.