Panes y masas

Rosquillas caseras de la mama

Receta para preparar unas exquisitas rosquillas caseras (fritas), como éstas no hay iguales

Queridos lectores y lectoras, vuelvo con otra receta de mi madre, en esta ocasión de un libro suyo que siempre ha estado por casa de «Postres con levadura Royal» que a saber cuántos años tiene y cuántas recetas habremos hecho de ese libro. Son las clásicas recetas de toda la vida, que siempre gustan a todos y te transportan a tu infancia. Cómo me gustan estas recetas….. 🙂

Rosquillas caseras de la mama
Rosquillas caseras de la mama

La receta de hoy es para preparar unas súper rosquillas caseras, que os aseguro que no tienen nada que ver con cualquier otra industrial. No es una receta difícil en absoluto, pero tampoco se preparan en 5 minutos, eso sí, es súper relajante amasar, dar forma, freír, disfruté un montón preparándolas. Y, ¿sabéis lo mejor? Me salieron casi 40 rosquillas y, siendo sincera, entre mi maridito y yo las devoramos en 3 días mano a mano (yo en un día me zampé 10, aunque me dé vergüenza reconocerlo ahora, pero es que no podía resistirme…).

A la masa veréis que se le añade un toquecito de nuez moscada, podéis añadirle también un poco de anís si os apetece, o canela, o ralladura de naranja. En mi caso mi maridito de las pocas cosas que odia en la vida (a parte de la coliflor) es el anís, así que no quise fastidiarle pobre.

Y, para hacer la masa, podéis poneros cachas amasando a mano, yo en mi caso hice trabajar a mi KitchenAid, que con su accesorio gancho para las masas es mano de santo.

Así pues, avisados estáis de que es fácil que cojáis 1 kilo de más después de hacer estas rosquillas, ¡¡¡porque están de muerte!!! Espero que las disfrutéis tanto como nosotros 🙂

Ingredientes

  • 50 gr mantequilla ecológica a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo ecológico batido
  • 2 tacitas de leche ecológica
  • Pizca de nuez moscada
  • Pizca de sal
  • 3 tazas de harina
  • 3 cdtas levadura química (no fresca)

Pasos

  1. En un bol, mezclar la mantequilla + azúcar + huevo batido + leche, removiendo con un tenedor o cuchara de madera.
  2. Añadir la nuez moscada + sal + harina previamente tamizada + levadura, y con la ayuda de la KitchenAid (accesorio gancho, velocidad alta) amasar unos 8 minutos hasta que la masa no se pegue y se pueda trabajar con ella, puede que tengáis que añadir más harina, pero en tal caso id haciéndolo gradualmente según lo que os vaya pidiendo la masa.
  3. Hacer una bola con la masa, colocarla sobre una superficie limpia y con un rodillo estirarla hasta dejarla con un grosor de 0’5 cm.
  4. Con un cuchillo cortar tiras de masa, con las manos darle forma de churro (como si fuera plastilina) y juntarlas por los extremos para darle forma de rosquilla.
  5. Calentar abundante aceite de oliva en una sartén grande, y freírlas por ambos lados hasta que estén doradas.
  6. Al sacarlas del aceite, pasarlas por un papel de cocina para retirar el exceso y espolvorearlas con azúcar.
  • Resultado: unas 40 rosquillas (según el tamaño de que las hagáis)
  • Fuente: recetario de mi madre
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Rosquillas caseras de la mama”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.