Salsas

Salsa pesto

Receta para preparar una sabrosa y fácil salsa pesto casera con solo 5 ingredientes: albahaca, parmesano, ajo, piñones y aceite de oliva (¡sin gluten!)

Queridos lectores y lectoras, hoy quiero compartir con vosotros todo un clásico en la cocina italiana: la salsa pesto. En esta salsa, el ingrediente principal es la albahaca, a la que se suelen añadir otros ingredientes como ajo, piñones (o incluso otros frutos secos como nueces), además de parmesano y un buen chorro de aceite de oliva.

Salsa pesto
Salsa pesto casera

¿Sabéis de dónde viene la palabra «pesto»? Es de origen genovés, pestare, que quiere decir machacar o moler en un mortero, y es que es así como se preparaba antiguamente esta receta. De hecho, en Génova se han tomado muy en serio que el origen de esta salsa venga de esta región, y de hecho han creado el «Consorzio dil Pesto» que vela porque se conserve la receta original, preparada con mortero y con pequeñas hojas de albahaca.

En sí, la receta es muy fácil de preparar y de hecho no requiere cocción, lo que facilita las cosas. Eso sí, mi recomendación es que una vez preparada, aunque la podéis refrigerar cubriéndola con aceite de oliva, no la recalentéis cuando la sirváis con la pasta ya que de lo contrario el parmesano se funde ligeramente y la albahaca coge un color oscuro.

Respecto el ajo, a mí me gusta ponerle poco y si no queréis que os repita simplemente tenéis que quitarle el nervio central al ajo, que es lo que hace que tenga el «sabor a ajo» que repite.

Por último, hay muchas variedades de pesto aunque no sean el clásico genovés, por ejemplo podéis substituir los piñones por unas nueces o incluso añadir tomate seco para hacer pesto rosso.

Así pues, hechas las presentaciones, aquí os dejo mi receta de pesto, que por cierto le encanta a mi maridito 🙂

Ingredientes:

  • 50 gr albahaca fresca
  • 100 gr parmesano rallado
  • 1-2 dientes de ajo (sin el nervio central, a mí personalmente me gusta con poco o nada de ajo)
  • 20 gr piñones (si no tenéis no os preocupéis, queda bien igualmente)
  • Aceite de oliva virgen extra

Pasos:

Lavar y secar bien con un papel de cocina las hojas de albahaca (sin los tallos, de lo contrario quedaría amargo), y ponerlas en el vaso de la minipimmer. Añadir el parmesano rallado + dientes de ajo + piñones, empezar a triturar con la minipimmer mientras vamos añadiendo aceite a hilo, hay que añadir bastante hasta que la salsa coja consistencia y quede ligeramente emulsionada.

No os preocupéis si os pasáis de aceite, para mi gusto es más fácil que sobre que no que falte en esta salsa.

Podéis refrigerarla durante un par de días en la nevera, en tal caso cubrirla la superficie con aceite de oliva.

Salen 2 porciones

¡A disfrutar!

3 comentarios sobre “Salsa pesto”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.