Puddings y flanes

Apple crumble (con nueces)

Receta para preparar un crumble de manzana y nueces vegano, calentito con una bola de helado de vainilla encima es el summum…

He de reconocer que me encanta esta receta, es muy fácil de hacer, los ingredientes son sencillos de conseguir y baratos, y siempre que la he preparado le encanta a todo el mundo. En invierno queda genial un poco caliente, y en verano recién sacada de la nevera servida con una buena bola de helado de vainilla por encima… no hay nada mejor.

Apple crumble (con nueces)
Apple crumble (con nueces)

La he hecho tantas y tantas veces, que la he adaptado a cómo queda mejor en base a mi experiencia, así que ya puedo decir que sí, que ésta es una RECETA MÍA, y estoy muy orgullosa de ella 🙂 ¡¡¡Y encima es vegana!!!

Aquí os la dejo, espero que os guste.

Ingredientes:

  • PARA LA BASE DE MANZANA
  • 5 manzanas
  • 50 gr azúcar
  • 1 cda harina
  • Canela (al gusto)
  • 1 puñado de pasas
  • 1 cda margarina
  • PARA EL CRUMBLE
  • 125 gr almendra molida
  • 100 gr harina
  • 110 gr azúcar moreno
  • 110 gr margarina
  • 1 pizca sal
  • Canela (al gusto)
  • 40 gr nueces

Pasos:

Empezamos pelando y cortando las manzanas a cubos, no muy grandes, y las salteamos a fuego muy lento en la sartén junto con el azúcar, la cucharada de harina y la de margarina, el puñado de pasas y la canela. Veréis que empieza a soltar un poco de jugo… ¡no lo tiréis! Será lo que dará más jugosidad al crumble.

Manzana lista para retirar de la sartén

Precalentar el horno a 180º

A continuación, nos ponemos con el crumble, y para ello ponemos todos los ingredientes (menos las nueces) en un bol, y los mezclamos a mano, hasta que estén bien integrados y quede una masa homogénea. Supongo que también podríais usar unas varillas eléctricas, pero la verdad amasar ciertas masas a mano es algo que a mí me encanta, y esta masa es perfecta para ello. Finalmente añadimos las nueces troceadas y volvemos a amasar para integrarlas.

En una bandeja de horno, colocamos en la base las manzanas con su jugo, y luego añadimos la masa del crumble por encima, deshaciéendola en forma de miguitas con las manos.

Base de manzana con el crumble por encima en forma de «miguitas»

Horneamos durante unos 30-40 minutos, hasta que veáis que la masa del crumble ha cogido consistencia como de galleta (pensad que la manzana ya está hecha…).

Podéis servirlo de varias maneras: calentarlo un poco al microondas y ponerle una bola de helado encima, frío recién sacado de la nevera, con miel,… queda bien de cualquier forma.

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.