Bizcochos y pasteles

Bizcocho de cacao

Todo un clásico de la repostería, esta receta para preparar un bizcocho de cacao tierno y esponjoso relleno de trufa es súper fácil

Queridos lectores y lectoras, hoy vuelvo a degustaros con otra receta bien chocolatosa: un maravilloso bizcocho de cacao, relleno (o cubierto) con crema de trufa, un básico de la repostería que es súper fácil de preparar. ¿Quién se apunta a probar un buen trozo acompañado de una taza de café?

Bizcocho de cacao
Bizcocho de cacao

Tierno y esponjoso, esta receta es ideal tanto para el día a día en casa (meriendas, findes,…) como para preparar a última hora si tenéis invitados en casa. Este bizcocho es muy fácil de preparar ya que no requiere técnicas o herramientas complejas, ¡de hecho ni tan solo se necesitan varillas ni KitchenAid! Apenas mezclar los ingredientes con una espátula o varillas manuales, ¡y al horno! Ello hace que tanto niños como adultos con poca experiencia en el mundo de la repostería puedan animarse a hacerlo, y de hecho es ideal para pasar una maravillosa tarde en familia preparándolo y, cómo no, disfrutándolo luego juntos 🙂

El bizcocho veréis que tiene dos partes: la primera el bizcocho como tal, que para prepararlo no requiere más que mezclar los ingredientes en el orden correcto. En esta ocasión, en lugar de utilizar chocolate fondant en la masa se utiliza cacao, lo que hace que no tenga un sabor tan fuerte a chocolate y sea más tierno y esponjoso.

Por otra parte tenemos la crema de trufa, cuyos ingredientes protagonistas con la mantequilla y el cacao (otra vez). Para preparar la crema sí que es mejor echar mano de las varillas eléctricas o la KitchenAid, pero si tenéis un buen brazo podéis hacerla a mano perfectamente. Si os apetece, podéis añadir 25 gr de café o zumo de naranja, queda divinamente en la crema de trufa para darle un toque más característico.

La crema podéis utilizarla tanto para rellenar como para cubrir el pastel, lo que más os guste. De hecho, si dobláis las cantidades tendréis para ambos, así no tenéis que enfrentaros a este dilema; o si solamente queréis utilizarla para el relleno (o directamente no hacer crema) podéis simplemente espolvorear el bizcocho con un poco de azúcar glas.

Como véis, en esta receta el ingrediente que juega el papel protagonista es el cacao, así que como os digo siempre lo mejor es utilizar cacao de calidad, no se utiliza tanta cantidad y cambia mucho de una marca a otra. Mi favorito es cacao Valor, ¿y el vuestro?

En esta ocasión la receta la he sacado de un libro de cocina bien clásico de mi madre, de estos de «cocina de toda la vida» con un montón de recetas que son cada una mejor que la anterior. Aquí tenéis la página, no sé a vosotros pero a mí me parece una monada:

¿Queréis más ideas de postres con chocolate? Pues no os perdáis todas estas recetas que tengo en mi blog, ¡seguid este link! Y si os habéis quedado con más ganas de recetas de bizcochos y pasteles en este otro link tenéis muchas más que seguro os gustarán.

Ingredientes

  • PARA EL BIZCOCHO:
  • 175 gr harina
  • 4 cdas soperas cacao
  • 2 cdtas (rasas) levadura
  • 125 gr azúcar
  • 4 cdas soperas melaza
  • 2 huevos ecológicos
  • 125 cc aceite (yo usé de girasol)
  • 125 cc leche ecológica
  • PARA LA CREMA DE TRUFA:
  • 75 gr mantequilla ecológica
  • 175 gr azúcar glas
  • 4 cdas soperas leche ecológica
  • 25 gr cacao

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Untar con margarina un molde de 18 cm, cubrirlo con papel de hornear presionando con las yemas de los dedos, y reservar.
  3. En un bol, tamizar los ingredientes secos (harina + cacao + levadura), e incorporar el azúcar.
  4. Formar un volcán, y añadir los huevos + melaza. Incorporar lentamente el aceite + leche previamente mezclados.
  5. Con unas varillas manuales o una espátula, batir hasta que quede una masa homogénea.
  6. Verter la masa en el molde, y hornear unos 60-75 minutos (yo necesité menos), hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio, y veréis también que los bordes empiezan a despegarse de las paredes del molde.
  7. Dejar reposar un par de minutos sobre la bandeja caliente, y luego pasarlo a una rejilla para que termine de enfriarse.
  8. Cuando esté totalmente frío podemos añadirle la crema. Para prepararla batir la mantequilla con unas varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad alta) hasta que quede cremosa, bajar la velocidad y añadir el azúcar glas + leche + cacao, y de nuevo subir la velocidad y batir hasta que quede una masa homogénea. Si se desea más espesa añadir más azúcar glas, y si por el contrario se desea más líquida añadir más leche.
  9. La crema puede utilizarse tanto para cubrir el pastel o como relleno. Si queréis usarla para cubrir el pastel verter la crema sobre el bizcocho y esparcirlo con una espátula, dándole un toque «rústico». Y si queréis utilizarla como relleno cortar el bizcocho por la mitad y también con una espátula esparcir el relleno sobre la base, y luego cubrirlo con la otra mitad del bizcocho.
  • Resultado: 8 porciones
  • Fuente: recetario de mi madre
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Bizcocho de cacao”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *