Cheesecakes

Cheesecake de leche condensada

El clásico cheesecake: una base de galleta, un cremoso relleno (esta vez también con leche condensada) y cobertura de mermelada

Queridos lectores y lectoras, vuelvo a compartiros otra delicia de cheesecake, en esta ocasión al más clásico estilo que todos tenemos en mente cuando nos mencionan este postre: una deliciosa base de galleta, un cremoso relleno esta vez no solamente con queso crema sino también con leche condensada, y una cobertura de mermelada de frambuesas o fresas.

Cheesecake de leche condensada
Cheesecake de leche condensada

Hasta la fecha no había probado a utilizar leche condensada en este tipo de postres, pero añadirlo hace que quede con una textura más tierna, jugosa y cremosa, y la verdad es que no queda en absoluto demasiado dulce, de hecho la tarta no lleva más azúcar que el propio que tenga la leche condensada.

La receta, como otros cheesecakes que he compartido con vosotros anteriormente, es del libro de Bea Roque Las mejores tartas de queso (aquí tenéis el link). Ya llevo unos cuantos hechos de este libro y el resultado siempre es delicioso, hay muchas ideas originales para huir del clásico cheesecake.

Además, algo que me encanta es la sencillez de muchas de las recetas de este libro, en las que simplemente hay que por una parte triturar la galleta con la mantequilla, y por otra mezclar todos los ingredientes en un bol. Facilísimo, ¿no?

Bea propone un truquito para que la capa de mermelada quede fina y sea fácil de manejar, que es calentarla un poco en el microondas con una cucharadita de agua, y mezclarla bien antes de extenderla sobre la superficie de la tarta. Yo lo he probado y la verdad es que me guardo el truquito para otras ocasiones jejeje

Por último, veréis que la receta como muchos otros cheesecakes que os he compartido es al baño María en el horno. Os digo lo mismo de siempre, que no os espante este sencillísimo paso, simplemente hay que forrar el molde con papel de aluminio y colocarlo en una fuente con agua, que será la que haga el baño María en el horno. Y, claro está, id vigilando para que no se os quede la fuente sin agua cuando esté en el horno, sino ya podéis decir adiós al baño María 😉 Este pequeño paso hace que el cheesecake tenga una textura muchísimo más cremosa.

Así pues, amigos y amigas, hechas las presentaciones solamente me queda compartiros la receta, tomad nota:

Ingredientes

  • PARA LA BASE:
  • 150 gr galleta María
  • 75 gr mantequilla ecológica derretida
  • PARA EL RELLENO:
  • 300 gr queso crema ecológico
  • 400 gr leche condensada ecológica
  • 200 gr nata fresca ecológica
  • 3 huevos M ecológicos
  • 1 cdta extracto de vainilla
  • 15 gr Maizena

Pasos

  1. Precalentar el horno a 165º
  2. Untar con margarina un molde de 18 cm, cubrirlo con papel de hornear presionando bien con los dedos para que se enganche bien, y volverlo a untar con margarina; y reservar.
  3. Preparar la base de galleta, para ello colocar las galletas en un bol y con una minipimmer dar golpes secos para que no se convierta en una pasta o puré), añadir la mantequilla y seguir dándole golpes secos. Volcar la pasta de galleta sobre el molde, aplanarlo con los dedos cubriendo toda la superficie y subiendo un poco las paredes, y reservar en la nevera mientras hacemos el relleno.
  4. Y para el relleno como os decía es súper fácil, poner todos los ingredientes en un bol y con unas varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad media) mezclarlo unos 30 segundos hasta que estén todos bien incorporados, si es necesario mezclarlos otros 15-30 segundos más.
  5. Verter el relleno sobre la base y hornear durante 50-55 minutos.
  6. Pasado ese tiempo, apagar el horno y dejar enfriar totalmente dentro con la puerta entreabierta. Luego dejar reposar en la nevera al menos 24 horas antes de servirlo.
  7. Para la mermelada, calentar 2 cdas de mermelada (de frambuesa o de fresa) junto con 1/2 cdta de agua en el microondas unos 20 segundos, hasta que tenga una consistencia algo más líquida. Removerlo con unas varillas para eliminar posibles grumos, y extenderlo sobre el cheesecake.
  • Resultado: 8 porciones
  • Fuente: libro Las mejores tartas de queso de Bea Roque
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Cheesecake de leche condensada”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.