Tartas, quiches y hojaldres

Hojaldre de cebolla

Receta para preparar un increíble hojaldre de cebolla con un ligero gratinado de queso, ¡os encantará!

Antes de empezar con las explicaciones, quería aclararos queridos lectores y lectoras míos que esta receta la podéis hacer tanto para una masa de hojaldre como de quiche, con masa redonda (usando un molde redondo) o rectangular (poniéndola en un molde rectangular, claro está), así que como veis es bastante versátil. Así pues, yo la he llamado hojaldre de cebolla porque usé una base de hojaldre, pero podría ser perfectamente una quiche si usáis masa brisa.

Hojaldre de cebolla
Hojaldre de cebolla

Ahora que me he quedado tranquila con la aclaración de que esta receta es un 2×1, os diré que es una maravilla, el hojaldre salado a mí personalmente me encanta ya que es siempre muy fácil de preparar y da para unas cuantas raciones. Además es ideal cuando viene gente a casa o vas a cenar a casa de alguien y no sabes qué llevar, quedas genial apareciendo con una súper tarta salada.

Para esta receta yo he usado solamente cebolla, que me encanta porque queda dulcecita, pero podéis usar otras verduras también: champiñones, calabacín, puerro,… A mí me apetecía un montón solamente de cebolla y no le añadí nada más. Igualmente, si queréis otras versiones anteriormente publiqué una quiche de puerros y setas que era una delicia también.

Y respecto el queso, podéis usar otros que os gusten que no sean muy grasos, yo usé cheddar ahumado, pero podéis poner gruyer, emmenthal, o quesos similares.

Hechas las presentaciones, espero que os guste mi hojaldre 🙂

Ingredientes:

  • 2 cebollas medianas
  • 2 huevos ecológicos
  • 200 ml nata ecológica
  • Sal y pimienta
  • 50 gr queso ecológico rallado (yo usé cheddar ahumado)
  • Pizca de guindilla (opcional)
  • 1 masa hojaldre

Pasos:

Precalentar el horno a 200º

Cortar la cebolla a tiras finas y ponerla a sofreír en una sartén con un buen chorro de aceite a fuego mínimo, para que se poche bien, hasta que quede transparente y pierda su textura (unos 10 minutos mínimo seguramente). Recordad mi TRUCO IRENE de que para que la cebolla se poche bien hay que echarle sal, así se consigue que «sude» más.

En un bol, batir los huevos, añadir la nata, salpimentar al gusto y si se desea añadir una pizca de guindilla. Retirar el exceso de aceite de la cebolla colocándola en un bol cubierto con papel de cocina, e incorporarla a la mezcla de huevos y nata.

Colocar la base de hojaldre sobre el molde que vayamos a utilizar, pincharlo con un tenedor, verter el relleno y espolvorear con el queso rallado. Hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que la masa esté cocinada y el relleno cuajado.

Salen 8 porciones

¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Hojaldre de cebolla”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.