Puddings y flanes

Mini-pavlovas con canela

Receta de Nigella Lawson para preparar unas pavlovas individuales espolvoreadas con un toque de canela (sin gluten)

Queridos lectores y lectoras, hoy os traigo una de las recetas más fáciles que he preparado del libro How to be a domestic goddess de Nigella (obviamente, forma parte del reto Irene-Nigella).

Mini-pavlovas con canela
Mini-pavlovas con canela

Para los que no sepáis qué son las pavlovas, es un dulce consistente en una base de merengue, cubierto con nata y frutos rojos. Yo no tenía frutos rojos a mano y espolvoreé las pavlovas con canela, y quedaron riquísimas también.

Curiosamente, este dulce es muy típico en Australia y Nueva Zelanda, y debe su nombre a Anna Pavlova, una bailarina rusa que visitó Nueva Zelanda y en su honor surgió este postre con su nombre.

La verdad es que me decidí por fin a hacer esta receta porque al preparar la tarta de naranja y arándanos que en breves os compartiré me sobraron 3 claras, así que no hice toda la cantidad que indica la receta (8 claras…) ya que a mi maridito parecía ser que no le gustaban los merengues hasta que probó estas pavlovas y ahora resulta que sí le gustan, en fin, cosas de chicos. La verdad sea dicha, la combinación del merengue con la nata queda estupendamente.

Por otra parte, Nigella en la receta original propone usar distintos tipos de bayas, lo que no dudo que pueda quedar bueno, pero a veces no son lo más accesible del mundo. Yo substituí las bayas por un toque de canela y os aseguro que quedan buenísimas.

Por último, la receta como os decía antes se preparara en cinco minutos: montar claras, hornear, montar nata y servir. ¿Fácil no? La verdad es que estaba estresada y necesitaba preparar algo rápido y dulce para relajarme, y estas pavlovas me sentaron de maravilla. Tened en cuenta también que las pavlovas hay que armarlas en el momento de comerlas, de lo contrario la nata haría que se reblandeciera el merengue.

En la receta yo os indicaré la cantidad original que dice Nigella, pero yo hice un 45% de las cantidades y me dieron para 8 pavlovas hermosas.

Ingredientes:

  • 8 claras de huevo ecológico grande
  • pizca de sal
  • 500 gr azúcar glass
  • 4 cdtas Maizena
  • 1 cdta rasa extracto de vainilla (unas gotas)
  • 2 cdtas vinagre de vino blanco
  • 750 ml nata para montar ecológica
  • 750 gr moras + 750 gr frambuesas, que yo substituí por un poco de canela para darle un toque

Pasos:

Precalentar el horno a 180º

Con la ayuda de las varillas eléctricas o la KitchenAid (accesorio para montar, velocidad máxima) montar las claras con la pizca de sal hasta que se formen picos y estén firmes pero no secas, y añadir el azúcar glas cucharada a cucharada, quedará un merengue brillante y recordad que para saber si las claras están bien montadas tenéis que poder darle la vuelva al bol y que no se caigan.

Añadir la Maizena+ unas gotas de extracto de vainilla + vinagre, e incorporarlo con una espátula haciendo movimientos envolventes.

Cubrir una bandeja de horno con papel de horno, y con la ayuda de una cuchara para helados verter bolas de merengue separadas unos 3-4 cm la una de la otra, y hacer una marca encima de cada merengue con la parte de atrás de una cuchara para darle una forma que permita luego poder poner la nata encima.

Bajar la temperatura a 150º y hornear los merengues unos 30 minutos, pasado ese tiempo apagar el horno y dejar los merengues dentro otros 30 minutos más, y al sacarlos del horno pasarlos a una rendija para que terminen de enfriarse.

Para armar las pavlovas, montar la nata, colocar una cucharada de nata sobre cada merengue y encima espolvorear un poco de canela (o poner unas bayas). Si se desea, espolvorear con un poco de azúcar glass.

Salen 18

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.