Bizcochos y pasteles

Pastel de manzanas y nueces

Sabroso, esponjoso y delicioso pastel de manzanas y nueces, con casi medio quilo de manzanas es una nueva forma de comer fruta

Qué ganas tenía de hacer un pastel… he de decir que pensaba que, por el nombre en inglés «apple and walnut cake» sería más tipo bizcocho, pero con la de ingredientes que lleva (manzanas, nueces y pasas) no es un bizcocho al uso… simplemente tenéis que probarlo, de verdad que está buenísimo.

Pastel de manzanas y nueces
Pastel de manzanas y nueces

Además, me encantan los pasteles de fruta, aportan una jugosidad extra que no se consigue con ningún otro ingrediente. Y los de manzana, después de los de limón, son definitivamente mis favoritos.

Siguiendo mi reto Irene-Nigella, hoy os traigo esta receta de su libro. Para variar… he hecho modificaciones en su receta que creo que han quedado genial, os iré indicando los cambios por si queréis hacer mi versión o la versión de Nigella. Si hacéis la versión de Nigella, el coste del pastel es superior, ya que el aceite de nuez no sé cuánto debe valer, pero seguro que es más caro que el de oliva, pero si tenéis aceite de nuez en casa podéis aprovecharlo.

Ingredientes:

  • 100 gr sultanas
  • 75 ml ron (opcional)
  • 150 ml aceite de nuez o de oliva en mi caso
  • 200 gr azúcar
  • 2 huevos ecológicos grandes
  • 350 gr harina
  • 1 cdta canela
  • 1’5 cdtas bicarbonato
  • 1/2 cdta cremor tártaro (yo no tenía, así que no he puesto y no lo he echado de menos)
  • Pizca de sal
  • 450 gr manzanas, cortadas a cubos pequeños
  • Ralladura de 1 limón
  • 100 gr nueces

Aquí tenéis dos opciones:

  • Opción Nigella: usar aceite de nuez y prescindir de las nueces
  • Opción Irene: usar aceite de oliva (no virgen) o de girasol y poner las nueces

No he probado la opción de Nigella, sino la mía, y os puedo asegurar que está buenísima, así que si alguno se anima a probar la otra opción puede compartir su resultado 🙂

Pasos:

Empezamos hidratando las pasas. Siento discrepar de la receta, pero no he hecho lo que decía Nigella: ella propone poner en una sartén las pasas con el ron y llevarlo a ebullición hasta que se evapore el alcohol; yo no tenía ron en casa y simplemente he puesto a hidratar las pasas en agua caliente como hago siempre.

Precalentar el horno a 180º

Con la ayuda de las varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad media), batir el aceite con el azúcar hasta que se disuelva completamente, a continuación añadir los huevos uno a uno, yo subí la velocidad de la KitchenAid para esto ya que la masa tiene que quedar bien homogénea y cremosa (Nigella dice que tiene que parecer como mayonesa, y es cierto, queda blancuzca).

En un recipiente aparte y con la ayuda de un colador, mezclar los ingredientes secos: harina + canela + bicarbonato + cremor tártaro (yo no usé) + sal. Cucharada a cucharada, añadir esta mezcla a la anterior, pero ahora bajando la velocidad de la KitchenAid.

Por último, con la ayuda de una espátula, añadir las manzanas + pasas + nueces + ralladura de limón, quedará una masa muy muy espesa, es normal. Verterla en un molde de 25 cm y hornear 45 minutos hasta que al insertar un palillo salga limpio (ojo, Nigella en la receta dice que se hornea 1 hora, pero yo con 45 minutos a los 180º que dice el pastel salió perfecto, pero puede ser que tengáis que tenerlo un poco más de 45 minutos en el horno).

Al sacarlo, como siempre, dejarlo reposar 10 minutos en la bandeja caliente antes de pasarlo a la rendija. Nigella propone dejarlo tapado con papel film 1 día antes de comerlo, ¡os lo recomiendo yo también!

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.