Bizcochos y pasteles

Pastel de mousse de chocolate

Ligero y muy cremoso, esta receta de pastel de mousse de chocolate es absolutamente irresistible

Queridos lectores y lectoras, siento que últimamente no estoy muy chocolatosa y no he compartido con vosotros muchos dulces a base de chocolate, pero mi maridito sí que sigue siéndolo así que intento de vez en cuando ir preparando alguno.

La receta que os traigo hoy es la que prepararé como postre para la cena de Nochevieja, y os aseguro que era toda una delicia: era como comer pequeñas nubecitas de chocolate. Totalmente irresistible…

Pastel de mousse de chocolate
Pastel de mousse de chocolate

Que no os espante el nombre de mousse, simplemente es un pastel que en lugar de hornear como haríamos con cualquier otro pastel se hornea al baño María, es decir, dentro de una fuente de agua que va al horno. Este pequeño paso es el que marca totalmente la diferencia entre esta exquisitez y un pastel más de chocolate. Eso sí, os tendréis que asegurar que envolvéis bien el molde para que no entre ni una gota de agua.

Además, veréis en la preparación que se separan las claras de las yemas, y se baten las primeras a punto de nieve. Ésta es la segunda clave para conseguir la textura de mousse idea.

Prestando atención a estos dos pequeños trucos, el resultado os aseguro que es espectacular, y la preparación muy sencilla – la muestra de ello es que lo hice para la cena de Nochevieja, junto con un entrante, un primero y un segundo, así que no tenía el tiempo para permitirme hacer un postre demasiado complicado.

Haceros una precisión sobre la receta original, en la que se indica que se tiene que forrar el interior del molde con papel de aluminio, verter sobre él la masa, y una vez horneado el pastel quitar con sumo cuidado el papel de aluminio enganchado…

¿Alguna vez habéis calentado una pizza sobre un papel de aluminio? Si es así, recordaréis que se pega todo el papel a la base de la pizza. ¿Os podéis imaginar entonces cómo puede quedar un papel de aluminio enganchado a un pastel? ¿Y os podéis imaginar cómo debe ser despegarlo si el pastel es una mousse?

Señoría, no tengo más que añadir… ni se me pasó por la cabeza hacerlo así. Simplemente unté bien con margarina el interior del molde y listo, así que así es como os lo indicaré en la receta a continuación. Sí, así se previene mucho mejor que entre agua al molde durante el baño María, pero si lo forráis por fuera con varias capas de papel de aluminio bien pegadas al molde es más que suficiente.

Por último, deciros que la receta forma parte del reto Irene-Nigella de preparar todas las recetas del libro How to be a domestic goddess de Nigella Lawson (¡ya casi no queda nada para terminar el capítulo de chocolate!).

Espero que os guste tanto como le gustó a mi maridito, ¡que lo devoró!

Ingredientes

  • 300 gr chocolate fondant
  • 50 gr chocolate con leche fondant
  • 175 gr mantequilla ecológica
  • 8 huevos ecológicos grandes
  • 100 gr azúcar moreno
  • 100 gr azúcar
  • 1 cdta extracto de vainilla
  • Pizca de sal

Pasos

  1. Precalentar el horno a 180º, y poner a hervir alrededor de 1’5 litros de agua
  2. Untar un molde de 23 cm con margarina, y cubrirlo con varias capas de papel de aluminio, asegurándonos de que quedan bien pegadas al molde y de que no puede entrar agua.
  3. Fundir el chocolate en el microondas a baja temperatura, y cuando esté a punto de fundirse añadir la mantequilla para que se terminen de fundir ambos. Reservar para que se enfríe un poco.
  4. En un bol, con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (accesorio para montar, velocidad alta) batir las yemas + azúcar moreno + azúcar hasta que queden cremosas y pálidas, en el punto de cinta. Añadir la vainilla + sal, y a continuación poco a poco (bajar la velocidad) el chocolate + mantequilla enfriados.
  5. En otro bol, con las varillas eléctricas o la KitchenAid (de nuevo con el accesorio para montar, veocidad alta) montar las claras a punto de nieve (hasta que se formen picos y al darle la vuelta al bol no se caigan).
  6. Con una espátula, verter una cucharada generosa de claras a la masa de chocolate para aligerarla, y con movimientos envolventes ayudar a que se incorpore. A continuación ir añadiendo claras con cariño para que no se bajen, hasta terminarlas.
  7. Verter la masa al molde, colocarlo en un recipiente apto para el horno en el que verteremos el agua caliente hasta que cubra unos 2’5 cm de los laterales del molde para así hacer el baño María.
  8. Hornear alrededor de 50-60 minutos, aunque al pincharlo con un palillo salga húmedo todavía, la superficie debería estar seca. Al retirarlo del horno, pasarlo a una rejilla para que se enfríe.
  9. Espolvorear con un poco de azúcar glass si se desea.
  • Resultado: 8 porciones
  • Fuente: libro How to be a domestic goddess de Nigella Lawson
  • ¡A disfrutar!

4 comentarios sobre “Pastel de mousse de chocolate”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.