Tartas, quiches y hojaldres

Scarpaccia

Scarpaccia, la torta de calabacín de la Toscana que se prepara con apenas 4 ingredientes: súper fácil de hacer y deliciosa

Queridos lectores y lectoras, hoy os traigo un plato del recetario italiano, un país con una gastronomía maravillosa: se trata de una torta salada clásica de la Toscana cuyo ingrediente principal es el calabacín.

Scarpaccia
Scarpaccia

Esta torta con un nombre tan curioso/gracioso, parecido a las «Cardashians» por lo que en casa lo hemos bautizado como «Carpachians», se prepara con apenas 4 ingredientes: calabacín, cebolla, harina y aceite de oliva, y un horno.

De hecho la preparación veréis que es a prueba de todos los públicos: simplemente cortar los calabacines bien finos, la cebolla en juliana, mezclar los ingredientes, ¡y al horno! Fácil no, ¡¡¡facilísimo!!! La única precaución es no cortarse un dedo al laminar los calabacines, el resto no tiene misterio alguno.

La receta básica la hice para mi maridito y para mí, que nos encantó, y aparté un poco de masa para el nene de la casa (ya con lo mayorcito que está no puedo llamarle más bebé…) a la que no añadí pimienta y apenas sal, ¡y también le gustó un montón! Estaba monísimo cogiéndola con sus manitas, y me parece una forma buenísima de dar a comer verdura a los niños, que pobres deben estar hartos de que sus mamás y papás solamente sepan prepararles verdura hervida, ¡con la de recetas de verduras sabrosísimas que existen!

Scarpaccia
Scarpaccia

Por último, deciros que la receta original, aunque parezca inverosímil por ser una receta italiana, ¡no lleva queso! Pero con apenas 50 gr de parmesano queda mucho más rica 😉

La receta es de la web de El Comidista, que a mi maridito siempre le encanta y cuando le dije que le iba a hacer una receta de Mikel se puso bien contento 🙂 (aquí el link).

Y, amigos y amigas, poco más tengo que deciros, ¡a la cocina!

Ingredientes

  • 3 calabacines medianos (unos 750 gr)
  • 1 cebolla mediana
  • 120 gr harina integral
  • 50 gr queso parmesano ecológico (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Pasos

  1. Cortar los calabacines a rodajas bien finas (si tenéis una mandolina mucho mejor, sino con el cuchillo). Salarlos al gusto, remover y dejarlos reposar al menos 2 horas sobre un colador con peso encima para que suelten líquido.
  2. Precalentar el horno a 220º
  3. Picar la cebolla en juliana bien fina
  4. En un bol, mezclar a mano la harina + parmesano + 1 cda de aceite de oliva virgen extra + pimienta al gusto + líquido de los calabacines, e incorporar los calabacines + cebolla.
  5. Untar con un chorrito de aceite un molde de 25×35 cm (si el vuestro es más pequeño mejor que los separéis en dos), y cubrirlo con papel vegetal presionando para que quede bien adherido. Verter la masa, aplanarla y aplastarla ligeramente con las manos para compactarla, debería quedar con un grosor de unos 2 cm.
  6. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen por encima, y hornear unos 40 minutos o hasta que quede bien dorada la superficie. Si queréis podéis darle la vuelta y hornearlo por el otro lado también (yo no lo hice).
  7. Dejar atemperar sobre una rejilla, y sevirla templada o a temperatura ambiente.
  • Resultado: 4 porciones
  • Fuente: web de El Comidista
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Scarpaccia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *