Galletas

Snickerdoodles

Snickerdoodles, aunque parezca un vocablo impronunciable, son unas deliciosas galletas de canela muy fáciles de hacer

Snickerdoodles, aunque también las podéis llamar galletas-con-el-nombre-más-mono-del-mundo. Es que solo con oírlo entran ganas de prepararlas por curiosidad de ver cómo son, pues bien, ya os las describo: un delicioso toque de nuez moscada las convierte en unas galletas ligeramente especiadas, la base de mantequilla le da una textura crujiente y suave a la vez, la cobertura de azúcar y canela le da un toque delicioso, que te reconforta en una tarde de otoño, con una buena taza de té caliente entre las manos… Te comerías toda una hornada de una sentada, pero hay que controlarse para ir comiéndolas de una en una.

Snickerdoodles
Snickerdoodles

Soy una gran fan de las galletas de canela, así que me apetecía un montón prepararlas y realmente están deliciosas y son fáciles y divertidas de hacer. La receta es de Nigella, cada vez me quedan menos del libro por preparar y terminar así mi reto Irene-Nigella 🙂

Aquí tenéis la receta:

Ingredientes:

  • 250 gr harina
  • 1/2 cdta nuez moscada
  • 3/4 cdta levadura
  • 1/2 cdta sal
  • 125 gr mantequilla ecológica a temperatura ambiente
  • 100 gr + 2 cdas azúcar
  • 1 huevo ecológico grande
  • 1 cdta extracto de vainilla
  • 1 cda canela

Pasos:

Precalentar el horno a 180º

Tamizar la harina + nuez moscada + levadura + sal y reservar

En un bol grande, con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad alta), mezclar la mantequilla + azúcar (100 gr) hasta que tenga una textura cremosa y pálida. A continuación, bajar la velocidad de la KitchenAid (media-alta), y añadir el huevo + extracto de vainilla.

Volver a bajar la velocidad de la KitchenAid (media-baja), e ir añadiendo cucharada a cucharada la mezcla de harina, quedará una masa firme y consistente con la que se puede trabajar con las manos.

En un plato, servir las dos cucharadas de azúcar y la cucharada de canela, y mezclar con la ayuda misma de una cuchara o tenedor.

Dejar de lado la KitchenAid, e ir formando bolitas con la masa algo más pequeñas que una nuez y rebozarlas en la mezcla de azúcar + canela, al terminar, dejarlas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Hornear durante unos 15 minutos, hasta que empiecen a coger color por arriba. Dejarlas unos minutos en la bandeja caliente (3-5) antes de pasarlas a la rendija sobre las que terminarán de enfriarse.

Salen unas 20

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.