Puddings y flanes

Crumble de ciruelas y nueces

Receta de Nigella Lawson para preparar un saludable crumble de ciruelas y nueces, súper fácil de hacer

Hace tiempo ya compartí con vosotros la receta de mi delicioso apple crumble, que llevo años y años preparando, y ahora he podido compararlo con este otro de Nigella y su libro How to be a domestic goddess dentro de mi reto Irene-Nigella de completar todas las recetas de este libro, y tengo que reconocer que prefiero mi crumble… tanto por cómo queda y cómo se trata la fruta como por el topping del crumble. Os explico, pero como siempre os animo a preparar los dos y comparar.

Crumble de ciruelas y nueces
Crumble de ciruelas y nueces

En mi receta del apple crumble la manzana la salteo con margarina o mantequilla (según si lo hacéis vegano o no) a la sartén a fuego lento, junto con el azúcar, y queda muy tierna y jugosa. Al usar ciruela en lugar de manzana queda con un toque más ácido, además Nigella no la saltea en la sartén sino que la pone directamente al horno. Yo la verdad seguí sus instrucciones para ver cómo quedaba haciéndolo así, pero cuando vuelva a hacer este crumble creo que seguiré mi receta de saltear la ciruela a la sartén con margarina o mantequilla y unas cucharadas de azúcar, hasta que pierda un poco su textura.

Por otra parte, el crumble también es distinto. Yo utilizo almendra molida, lo que le da un sabor y una textura distintos gracias a la almendra. Nigella utiliza harina, pero no harina normal sino harina de repostería (con levadura incorporada), y quedaba con una textura poco crujiente. No sé vosotros, pero para mí el crumble tiene que tener una textura más crujiente, casi como una galleta desmigajada, y no quedaba así con el crumble de Nigella.

No quiero decir que la receta no sea buena, ¡¡¡lo es!!! Pero después de más de cien posts en este blog y tantos años haciendo repostería ya me estoy volviendo exquisita con los dulces caseros, y la verdad prefiero mi crumble que el de Nigella. ¿Vosotros?

Ingredientes:

  • PARA LA BASE DE CIRUELA:
  • Alrededor de 1 kg de ciruelas (yo os recomendaría poner unos 200 gr más)
  • 30 gr mantequilla ecológica
  • 2-4 cdas azúcar moreno
  • 1 cdta rasa de Maicena
  • PARA EL CRUMBLE:
  • 150 gr mantequilla ecológica fría, cortada a daditos
  • 250 gr harina de repostería (con levadura incorporada)
  • 150 gr azúcar moreno
  • 200 gr nueces o nueces pecanas, troceadas ligeramente (a cuartos hago yo)

Pasos:

Precalentar el horno a 190º

Cortar las ciruelas por la mitad, pelarlas, quitarles el «pipo» y dejarlas boca arriba en una fuente de horno.

Espolvorear la mantequilla por encima y luego las cucharadas de azúcar, y hornear sin tapar unos 20 minutos con el objetivo de que las ciruelas se cocinen un poco, pierdan algo de consistencia y suelten juguito.

Mientras nos ponemos con el crumble, que se puede hacer perfectamente con las manos sin ayuda de varillas eléctricas ni KitchenAid. Para ello colocar en un bol la mantequilla a daditos + harina de repostería y amasar, deberá quedar una textura arenosa pero no muy fina.

Añadir el azúcar y las nueces, y amasar un poco más con las manos.

Cuando las ciruelas hayan estado en el horno el tiempo necesario (yo las tuve unos 15 minutos), retirarlas y con la ayuda de una cucharita retirar algo del jugo que hayan soltado y verterlo en un pequeño bol donde habremos colocado previamente la Maizena. Mezclar con una cucharilla y verterlo sobre las ciruelas.

Ahora podemos añadir el crumble, para ello espolvorearlo por encima de las ciruelas con las manos, debe quedar repartido de forma uniforme sobre toda la fruta.

Poner el crumble de nuevo en el horno, unos 25 minutos, hasta que haya cogido un color dorado.

Salen 4-6 porciones

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.