Cremas, rellenos y coberturas, Muffins y cupcakes

Fairy cakes

Receta para preparar unos deliciosos cupcakes de vainilla con chocolate blanco, ideales para niños y no tan niños (receta de Nigella Lawson)

El nombre de estos cupcakes es realmente muy «cuqui», pero están tan buenos y, por qué no decirlo, ¡son una monada! ¿Qué os parecen?

Fairy cakes
Fairy cakes

Lo que más me gustan de los cupcakes es que los hay de mil tipos, puedes combinar distintas bases de pastel con glaseados de todo tipo: con chocolate, con nata, con queso,… nunca te cansas de ellos y son muy vistosos, por lo que si los llevas a cualquier cena con amigos o familia quedarás bien seguro.

No sé si recordaréis mis cappuccino cupcakes, que tenían un glaseado de chocolate blanco irresistible. Cuando los preparé, la receta tenía unas cantidades enormes de glaseado, tanto que dio para dos tandas de cupcakes: para los cappuccino cupcakes y para estos fairy cakes. Y la verdad es que quedan divinamente juntos 🙂

Nigella en la receta original no dice nada específico respecto el glaseado de los fairy cakes, ya que de hecho los ingredientes para prepararlo es un paquete de 500 gr de glaseado instantáneo… cosa que sonaba a dulce y artificial. Por eso una vez vi cuánto glaseado sobró de los cappuccino cupcakes, tenía claro que lo iba a emplear en estos cupcakes. Así pues, os indico las proporciones de glaseado que dan para 12 cupcakes basándome en la receta de los cappuccino cupcakes.

Así pues, hechas las presentaciones y siguiendo mi reto Irene-Nigella, aquí os dejo la receta. Espero que os gusten, ¡en casa han volado!

Ingredientes:

  • PARA LOS CUPCAKES:
  • 125 gr mantequilla ecológica a temperatura ambiente
  • 125 gr azúcar
  • 2 huevos ecológicos grandes
  • 125 gr harina para bizcochos (con levadura incorporada)
  • 1/2 cdta extracto de vainilla
  • Ralladura de 1/2 limón (recomendación mía, no lo dice la receta original)
  • 2-3 cdas leche ecológica
  • PARA EL GLASEADO:
  • 120 gr chocolate blanco ecológico
  • 45 gr mantequilla ecológica
  • 90 gr nata para montar
  • 190 gr azúcar glas
  • Decoración: estrellitas de azúcar

Pasos:

Precalentar el horno a 200º

Súper fácil: poner todos los ingredientes excepto la leche en un bol, y con la ayuda de unas varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad media) mezclarlos para que quede una masa cremosa. Añadir cucharada a cucharada la leche para hacer que la mezcla sea algo más cremosa.

Preparar la bandeja de magdalenas, cubriendo cada hueco con un papel de magdalena, y rellenarlos a dos tercios de su capacidad.

Hornear durante 15-20 minutos o hasta que los cupcakes estén dorados, y al sacarlos dejarlos sobre la bandeja caliente 5 minutos y luego colocarlos sobre una rendija hasta que terminen de enfriarse.

Cuando ya estén totalmente fríos, empezar a preparar el glaseado. Para ello, fundir la mantequilla + chocolate blanco al baño maría o a fuego muy suave, cuando se fundan reservar para que baje un poco la temperatura. Mientras baja la temperatura, tamizar el azúcar glas y reservar. Luego, pasar la mezcla de mantequilla + chocolate blanco a un bol y con la ayuda de las varillas eléctricas o la KitchenAid (velocidad media-alta), añadir la nata e ir añadiendo cucharada a cucharada el azúcar glas. Si una vez añadido todo el azúcar glas veis que le falta consistencia para poder hacer el glaseado, con la ayuda de una espátula añadir unas cucharadas más de azúcar glas para que espese o de agua caliente para hacerlo más líquido. Este glaseado es más fácil de trabajar cuando se ha enfriado, después de prepararlo podéis servirlo sobre los cupcakes directamente, pero en base a mi experiencia, si lo podéis dejar reposar y enfriar en la nevera una media hora será más fácil de trabajar.

A continuación, con la ayuda de un cuchillo con la punta redondeada, esparcir el glaseado sobre los cupcakes y espolvorear con las estrellitas de azúcar.

Salen 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.