Guarniciones y acompañamientos

Patatas al horno picantes y especiadas

Sabrosas patatas al horno, ideales de acompañamiento para cualquier plato, con un toque picante y especiado (receta vegana y sin gluten)

Seguro que ya lo sabéis que en casa nos encantan las patatas, anteriormente ya he publicado un par de recetas de patatas como plato de guarnición: las deliciosas patatas al horno llamadas Pommes Anna y las tradicionales patatas panaderas. Hoy os traigo una receta diferente de mi libro titulado Patatas con este mismo ingrediente tan versátil, la patata, que aunque el título no es tan «fancy» como los otros, son un auténtico vicio: mi maridito y yo nos zampamos 2 patatas cada uno además de una hamburguesa Beyond Meat en una noche…

Patatas al horno picantes y especiadas
Patatas al horno picantes y especiadas

Mi maridito y yo somos unos fans del picante, a muchos de nuestros platos les echamos chilli powder, guindilla, aceites chinos picantes, otras especias varias picantes,… Esta receta combina la guindilla en polvo con el garam masala, una mezcla de especias de origen indio, que le da a las patatas un toque exótico irresistible.

Además, al ser al horno, son más sanas que fritas. Eso sí, se tarda un rato en prepararlas ya que en el horno tienen que estar unos 45-50 minutos, así que podéis probar antes a hervirlas unos minutos y luego acabar de dorarlas en el horno.

Hechas las presentaciones, aquí tenéis la receta para preparar este plato de guarnición.

Ingredientes:

  • 4 patatas mantecosas grandes
  • 50 gr mantequilla ecológica derretida
  • 1/2 cdta guindilla en polvo o chilli powder
  • 1 cdta garam masala
  • Sal y pimienta

Pasos:

Cortar las patatas con piel con forma rectangular de 1 cm de grosor, y dejarlas reposar en un cuenco grande con agua fría y sal durante 20 minutos.

Precalentar el horno a 200º

Retirar las patatas, escurrirlas bien y secarlas con papel absorbente.

Verter la mantequilla fundida en una fuente apta para horno, añadir las patatas y espolvorearlas con las especias y salpimentar. Mezclarlas bien, mejor con la ayuda de las manos, para que las especias se distribuyan bien por todas las patatas.

Hornear durante 45-50 minutos, hasta que las patatas queden crujientes.

Servir bien calientes.

Salen 4 porciones

¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.