Tartas

Tarta invertida de manzana y nueces

Receta de Nigella Lawson para preparar una deliciosa tarta invertida de manzanas con nueces y un delicioso sirope, calentita recién salida del horno cubierta de una bola de helado es lo mejor

Queridos lectores y lectoras, este domingo mi maridito corrió la media maratón de Barcelona y como premio por ser un super runner y para que recuperara fuerzas le preparé esta deliciosa tarta de postre. Calentita, recién salida del horno y cubierta de una bola de helado, nos zampamos cada uno un cuarto de tarta y es que os aseguro que era todo un vicio de comer: entre la manzana jugosa bañada en el sirope, las nueces caramelizadas y el ligero bizcocho,… qué pena que las cosas buenas se terminen tan pronto. Pero no hay mal que por bien no venga, ya haré otro dulce 🙂

Tarta invertida de manzana y nueces
Tarta invertida de manzana y nueces

En esta ocasión la receta es de Nigella Lawson y su libro How to be a domestic goddess, así sigo avanzando en mi reto Irene-Nigella de preparar todas las recetas de ese libro (si lo vais leyendo, ¡cada vez quedan menos!).

No sé si recordaréis que hace unos meses compartí compartí con vosotros otra receta de tarta invertida de Nigella también, la tarta invertida de frutos rojos. La preparación es bastante similar, se saltea la fruta, se coloca sobre una base de cristal, se cubre de masa y se hornea. Al retirarlo del horno se le da la vuelta sobre un plato como si fuera una tortilla y, ¡voilà! Tarta riquísima lista para degustar.

Me he permitido el lujo de hacerle unas pequeñas variaciones a la receta, y os indicaré a continuación alguna más que me gustaría haberle hecho.

En primer lugar, a la hora de saltear las manzanas en la sartén con la mantequilla, os recomiendo que añadáis también las nueces y así quedarán caramelizadas (esto Nigella no lo hace).

Por otra parte, os recomendaría que a la masa de bizcocho le añadáis una cucharadita de canela y una pizca de nuez moscada, de lo contrario es una masa de scone muy básica.

Para darle la vuelta una vez horneado usad manguitos porque el molde estará ardiendo. Por otra parte, al llevar sirope la mezcla de fruta y además debido al propio jugo que suelta la manzana hace que, pues eso, sea muy jugoso todo… así que dadle la vuelta sobre el fregadero o terminará toda vuestra cocina bañada en sirope, y queremos bañar el pastel no la cocina o nuestra ropa…

Cosa curiosa de esta receta es que es bastante saludable, veréis que lleva solamente 15 gr de azúcar (parece mentira que sea de Nigella…) y 70 gr de mantequilla.

Última recomendación, la tarta es mejor comerla calentita recién salida del horno, no es una buena tarta para guardar de un día para otro, de lo contrario la masa de scone se pone dura.

Amigos y amigas, dichos ya todos los consejos, aquí tenéis la receta.

Ingredientes

  • Para la base de fruta:
  • 30 gr mantequilla ecológica
  • 4 manzanas, peladas y cortadas a cuartos
  • 100 gr nueces
  • 8 cdas sirope de ágave
  • Para la masa de scone:
  • 250 gr harina
  • 15 gr azúcar
  • Pizca de sal
  • 1 cdta canela + 1/2 cdta nuez moscada
  • 1 cdta rasa de levadura
  • 40 gr mantequilla ecológica
  • 1 huevo ecológico batido
  • 100 ml leche ecológica

Pasos

  1. Precalentar el horno a 220º
  2. Fundir la mantequilla en una sartén y saltear las manzanas a fuego medio-bajo junto con las nueces unos 10 minutos, hasta que estén ligeramente tostadas.
  3. Colocar las manzanas con la parte curva hacia abajo junto con las nueces sobre una fuente de tarta redonda de unos 20 cm, y cubrirlo con el sirope.
  4. Mientras se hacen las manzanas nos ponemos con la masa. Para ello tamizar todos los ingredientes secos, añadir la mantequilla y con las manos amasarlo hasta que la masa parezca migas. Hacer un pozo en el medio y añadir el huevo + leche, y amasar con las manos (puede que necesitéis añadir un poco más de harina para que coja consistencia la masa, si es así id añadiendo siempre poco a poco). Darle forma de disco y con el mismo cubrir las manzanas, sellando bien los laterales.
  5. Hornear 15 minutos a 220º, y luego 10 minutos más a 180º. Para entonces la masa de scone debería estar ya doradita.
  6. Al retirar del horno, con toda la ayuda posible de guantes y manoplas, darle la vuelta igual que si fuera una tortilla, de manera que el bizcocho quede en la base y quede cubierto con la fruta.
  • Resultado: 6 porciones
  • Fuente: libro How to be a domestic goddess de Nigella Lawson
  • ¡A disfrutar!

4 comentarios sobre “Tarta invertida de manzana y nueces”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.