Tartas, quiches y hojaldres

Tarta salada de tomate, parmesano y olivas negras

Receta para preparar una exquisita tarta salada con masa brisa a base de tomate, parmesano y olivas negras, toda una delicia fácil de preparar

Queridos lectores y lectoras, a estas alturas del blog seguro que ya sabéis de sobra que me encantan las tartas saladas, son súuuper fáciles de preparar y resultonas, en casa te apañan un par de comidas y quedas como el invitado perfecto para llevarlas a casa de alguien. Así pues, hoy quiero compartir con vosotros esta nueva idea de tarta salada, a base de tomates, parmesano y olivas negras. ¿Qué os parece?

Tarta salada de tomate, parmesano y olivas negras
Tarta salada de tomate, parmesano y olivas negras

Anteriormente os he compartido bastantes rellenos originales que podéis utilizar en una tarta salada, pero hasta ahora no había usado uno de mis ingredientes favoritos: el tomate, no en salsa, sino la fruta como tal. Para mí que soy una gran aficionada al tomate (de hecho tuve una época que tenía antojo de tomate con aceite y sal a cualquier hora del día), esta tarta es el nirvana, más con el delicioso sabor del parmesano y el toque de olivas negras. ¿Se puede pedir algo más?

La idea de usar tomate en una tarta salada la saqué del libro How to be a domestic goddess de Nigella Lawson (correcto, el que estoy utilizando en mi reto Irene-Nigella de completar todas las recetas del libro), si bien tiene tantas adaptaciones propias como hice con las tartaletas de setas, que lo único parecido con la receta original es el uso de tomate y olivas negras. Así pues, no os haré perder el tiempo comparando recetas, sino que os daré directamente mi versión de esta tarta.

La preparación veréis que no puede ser más sencilla: trocear tomates, trocear parmesano, trocear olivas, y listo. Fácil, ¿no os parece queridos míos? Pues venga a comprar tomates que seguro que os encanta esta receta.

Ingredientes

  • Unos 800 gr de tomates (entre 6-7 tomates medianos)
  • 150 gr parmesano ecológico
  • 75 gr olivas negras
  • 1 masa brisa
  • Orégano, aceite de oliva, sal y pimienta

Pasos

  1. Precalentar el horno a 200º
  2. Preparar los ingredientes del relleno:
    1. Pelar 4 tomates y cortarlos a cubos pequeños. Colocar en un bol, aderezar con un chorrito de aceite de oliva y salpimentar al gusto.
    2. Cortar a rodajas los otros 2 tomates.
    3. Cortar el parmesano a láminas.
    4. Y trocear las olivas (sin hueso).
  3. Para preparar la masa brisa cada marca tiene sus instrucciones: algunas tienen que precocinarse antes de servir el relleno y otras no, así que aquí leed bien las instrucciones de la masa que habéis comprado. En mi caso, la mía no necesitaba cocción al horno previa a servir el relleno, así que simplemente colocar la masa sobre un recipiente redondo y pinchar la base con un tenedor.
  4. Colocar sobre la base los tomates troceados, cubrirlo con las láminas de parmesano, luego con las rodajas de tomate y por último con las olivas. Salpimentar al gusto, hornear durante 25-30 minutos hasta que la masa esté cocinada, y al retirarlo del horno espolvorear con un poco de orégano.
  • Resultado: 8 porciones
  • Fuente: adaptación propia del libro How to be a domestic goddess de Nigella Lawson
  • ¡A disfrutar!

2 comentarios sobre “Tarta salada de tomate, parmesano y olivas negras”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.